6 productos de usar y tirar que puedes cambiar por reutilizables sin esfuerzo

Nunca me canso de repetir que los productos de usar y tirar son, por definición, malos para el medio ambiente. Son un gasto de recursos muy grande, además de una fuente de resíduos a menudo no reciclables. Por suerte la mayoría tienen alternativas mucho más respetuosas con el medio ambiente. Vamos a ver 6 ejemplos de productos de usar y tirar que podéis sustituir fácilmente por productos sostenibles.

6 productos de usar y tirar que puedes cambiar por reutilizables sin esfuerzo

1. Pajitas de plástico

Ya hablamos largo y tendido sobre por qué las pajitas de plástico son una lacra para el medio ambiente, pero se puede resumir por el hecho que se consumen millones cada día que raramente se reciclan, que terminan en la naturaleza y en nuestros océanos, con efectos devastadores en la fauna. 

Lo mejor sería no usar en absoluto pajitas, pero todxs sabemos que a lxs niñxs les gustan mucho. Así que se pueden sustituir por pajitas reutilizables, ya sean de acero inoxidable, de silicona o de cristal.

2. Compresas y tampones

A parte de no ser en absoluto reciclables, estos productos tampoco son respetuosos para el cuerpo, ya que alterna el PH, están tratados con productos químicos como el cloro e incluso en el caso de los tampones están relacionados con problemas graves de salud como el síndrome de shock tóxico

Existen varias alternativas sostenibles. La más conocida y habitual es la copa menstrual, pero también pueden ser esponjas marinas naturales o compresas de tela reutilizables.

3. Pañuelos de papel

Ahora que lo vintage está de moda, es hora de dejar de lado los pañuelos de usar y tirar y volver a los pañuelos de tela de toda la vida. Eso sí, se tiene que lavar bien después de cada uso para que sea igual de higiénico.

4. Cápsulas de café monodosis

Este tipo de cápsulas se pueden reciclar, aunque no en contenedores normales, sino a través de puntos de recogida específicos de las grandes marcas. Así que a la práctica, solamente un 20% acaba siendo reciclado.

En el mercado existen multitud de cápsulas más ecológicas que las de aluminio y plástico, como por ejemplo las cápsulas compostables, que se pueden tirar al contenedor de residuos orgánicos, o las cápsulas reutilizables.

5. Toallitas desmaquilladoras

Las toallitas desmaquilladoras, como cualquier toallita, se puede sustituir por variantes de tela reutilizables. En el caso de las desmaquilladoras, se pueden usar discos de tela de algodón lavables con desmaquillante natural ecológico.

6. Papel de aluminio

El papel de aluminio tiene un proceso de fabricación muy contaminante. Es cierto que es reciclable, y que tiene infinitas vidas, pero por ejemplo en los coles, excursiones, etc, lo más habitual es que termine en la papelera normal y no en la de reciclaje de envases.

¿Alternativas? Las fiambreras de toda la vida, por supuesto, pero también las telas enceradas o las fundas de bocadillos.

Comentarios