Remedios naturales: mascarilla de mayonera para el pelo seco o débil

El sol del verano, el cloro de las piscinas, la sal del mar… El verano es una época que suele debilitar el cabello y dejarlo más seco y quebradizo, incluso quemado. Yo por ejemplo tengo el pelo muy fino y se me debilita en seguida. Tras las vacaciones siempre tengo el pelo más rubio, con un color muy chulo, pero muy dañado. Y a los peques, que se pasan el verano en remojo en la piscina como unos pececillos ya ni os cuento. 

Por eso, este año he buscado recetas de mascarillas naturales para dar fuerza, brillo y cuerpo al cabello. Si te entretienes a mirar recetas por internet, verás que la mayoría tienen 3 ingredientes en común.

Remedios naturales: mascarilla de mayonera para el pelo seco o débil

Huevo, aceite y vinagre: beneficios para el pelo

Un ingrediente estrella de los cuidados capilares caseros es el huevo. Los huevos sirven como acondicionador y fortalecen el pelo, ya que sus abundantes proteínas ayudan a los folículos pilosos a ser más fuerte. El resultado es un pelo con más cuerpo, suave y brillante.

Otro ingrediente imprescindible es el aceite vegetal, ya sea de oliva, de girasol, de coco… Al contrario de lo que pueda parecer, al aplicar aceite en el pelo no lo hará más graso y apelmazado, sino que hidratará el pelo en profundidad, aportándole brillo. Además, también lo protegerá de agresiones externas como el sol o la contaminación y ayudará a purificarlo y desintoxicarlos de parabenos y sulfitos. Como resultado, este tipo de tratamiento reducirá la caída del pelo, además de dejarlo sedoso y sano.

Finalmente, un ingrediente maravilloso de las mascarillas para el pelo es el vinagre blanco, sobre todo de manzana. Como sabrás soy fan del vinagre, que tiene mil aplicaciones en casa, tanto en la limpieza del hogar, como por ejemplo de suavizante casero ecológico, como en higiene personal. Por ejemplo, es un gran aliado contra los piojos, tanto para eliminarlos como para prevenirlos, y eso siempre es un plus en los cuidados capilares para peques. El vinagre ayudará a cerrar las cutículas del pelo, haciéndolo más resistente, suave y brillante, y reducirá el exceso de sebo, es decir, mantendrá el pelo graso a raya.

Ahora, piensa: ¿Qué receta lleva estos tres ingredientes en crudo? Exacto, la mayonesa.

La mayonesa, la mascarilla perfecta

La mayonesa clásica y básica lleva solamente estos tres ingredientes, por lo que se convierte en una mascarilla perfecta para el pelo seco y quebradizo, que además es natural, sin químicos y por supuesto completamente biodegradable. Puedes comprar mayonesa ya hecha, o bien preparar una casera:


Sea como fuere, intenta optar siempre que puedas por ingredientes ecológicos y lo más naturales posibles. Por ejemplo, si usas aceite de girasol que sea lo menos refinado que puedas encontrar. De esta forma te asegurarás que esta mascarilla lleve realmente todos los nutrientes necesarios.

Cómo aplicar la mascarilla de mayonesa

Con los tratamientos naturales para el pelo, no hay una forma estándar de usarlo, ya que dependerá mucho de tu pelo, de su estado, su tipo, etc. Te recomiendo probar esta mascarilla una vez cada 15 días, e ir adaptando las pautas de uso en función del resultado.

Si no has notado mucha mejora tras varias aplicaciones, quizás puedas probar cada 10 días, o incluso cada semana, al menos durante un tiempo. En cambio, si el pelo se vuelve más graso, puedes reducir la frecuencia. En todo caso, una vez el pelo deje de estar seco, será suficiente con hacer una aplicación una vez al mes.

En cuanto a la forma de aplicarlo, puedes seguir estos pasos:

  1. Saca la mayonesa de la nevera una media hora antes, para que esté a temperatura ambiente. De esta forma, el aceite que contiene será absorbido mejor por tu pelo. En función de la cantidad de pelo que tengas, puedes necesitar entre una y dos cucharadas.
  2. Humedece tu pelo con agua tibia (no caliente). Eso también facilitará la absorción. No lo laves, solamente mójalo un poco.
  3. Aplica la mayonesa con los dedos, de las raíces a las puntas. Si tienes el pelo seco, pero el cuero cabelludo graso, mejor solamente en las puntas.
  4. Peina tu pelo con un peine de dientes anchos para repartir mejor la mayonesa.
  5. Envuelve tu pelo con un gorro de ducha o similar y deja actuar. Si no está muy seco, con 30 ó 40 minutos bastará, pero si está muy dañado lo puedes dejar una hora.
  6. Enjuaga con abundante agua fría. Es importante que el agua esté fría para que el huevo no se “cueza” en tu pelo, lo que haría que sea más difícil de retirar.
  7. Finalmente, lávate el pelo de forma normal.

Resultados

Como he dicho al principio, yo tengo el pelo muy fino y quebradizo, y el verano me lo debilita todavía más. Pero con esta mascarilla noté los efectos ya desde la primera aplicación: al enjuagar la mayonesa del pelo, antes de lavar, mi pelo estaba increiblemente suave y suelto. Tras el lavado, el cabello estaba hidratado, sin estar graso. Y tras varias aplicaciones el resultado es muy positivo.

¿Te animas a probar?

Comentarios