Día de la Gastronomía Sostenible: 8 tips para una cocina sostenible en casa

¡Feliz Día de la Gastronomía Sostenible! Seguramente no conoces esta celebración, y es normal: se empezó a celebrar por primera vez en 2017, promovida por la Asamblea de las Naciones Unidas, es decir que esta es el segundo Día de la Gastronomía Sostenible de la Historia. Pero, ¿en qué consiste exactamente la gastronomía sostenible? ¿Por qué es importante? Y lo más importante ¿Cómo aplicarlo en casa?

8 tips para una gastronomía sostenible en casa



“El conjunto de platos y usos culinarios propios de un determinado lugar es una expresión más de la diversidad natural y cultural del planeta. Con la celebración de este Día se intentan promover unos hábitos alimenticios —que incluyen la producción, preparación y consumición de alimentos— más respetuosos con el medio ambiente y con las tradiciones locales.

Este tipo de gastronomía puede desempeñar un papel fundamental en el desarrollo sostenible, sobre todo de las comunidades menos favorecidas, ya que promociona el desarrollo agrícola, la seguridad alimentaria, la nutrición, la producción sostenible de alimentos y la conservación de la biodiversidad.

[...] Todo ello apunta a que este enfoque de la gastronomía reafirma la idea de que todas las culturas y civilizaciones pueden contribuir al desarrollo sostenible y desempeñan un papel crucial en su facilitación".

Así pues, la relación entre gastronomía y sostenibilidad queda patente. De hecho hace un tiempo ya hable de ello en otro artículo sobre la concienciación ecológica y las ventajas de cocinas con niños y niñas.

Dia de la gastronomía sostenible:¿Qué es la gastronomía sostenible?

La gastronomía sostenible a la práctica

Así pues, estamos todxs de acuerdo en que la gastronomía sostenible es positiva e importante. Pero, ¿cómo hacerlo? Hay una serie de buenas prácticas y elementos a tener en cuenta para poder considerar una forma de cocinar como sostenible, tanto para restaurantes como en nuestras casas.

1. Usar productos ecológicos siempre que sea posible. 

Sé que en casa es difícil, ya que los alimentos ecológicos suelen ser más caros, pero hay una serie de trucos que te permitirán optar por una alimentación más ecológica con un presupuesto limitado, de los que ya hablé anteriormente, como por ejemplo elegir los productos eco en función de la cantidad consumida, elegir productos de temporada y de proximidad, etc.

2. Ahorrar agua. 

El agua es un recurso limitado y muy importante, así que hay que cuidarlo y no malgastarlo. Esto implica no solamente reducir y limitar el consumo de agua, sino también evitar su contaminación, por ejemplo, con el aceite usado de cocina.

Dia de la gastronomía sostenible:¿Qué es la gastronomía sostenible?

3. Generar menos plástico. 

Ai, el plástico. Ese enemigo mortal de la naturaleza omnipresente en nuestras vidas. En una cocina sostenible, ya sea la de casa o la de un restaurante, el plástico tiene que evitarse. Optar por comprar a granel, y con bolsas de tela, en vez de bandejas de porexpan y celofan por todos lados es un buen comienzo, como ha demostrado la iniciativa #desnudalaftura. Nada de utensilios de usar y tirar de plástico, como vasos o platos, y mejor optar por túpers y demás de metal o vidrio. 

4. Evitar los desperdicios de comida. 

En la mayoría de hogares la gente se ha concienciado de la importancia de no tirar la comida, ya sea por motivos medioambientales o económicos. Para ello, hay que hacer la compra de forma responsable, sin comprar montones de alimentos que luego de dañan sin que nos haya dado tiempo a comerlos. Pero también reaprovechar los restos y que no se tiren. En casa, con las típicas recetas que aprovechan todas las sobras de la nevera para hacer un plato nuevo, y en los restaurantes, permitiendo o incluso proponiendo a los comensales que se lleven la comida que se han dejado a casa. 

5. Consumir alimentos de temporada. 

Comer alimentos que no son de temporada, ya sea fruta, verdura o incluso pescado, es muy a menudo contraproducente a nivel medio ambiental. 

Dia de la gastronomía sostenible:¿Qué es la gastronomía sostenible?

6. Consumir alimentos de proximidad. 

Consumir alimentos cultivados cerca reduce la cadena de intermediarios, permite apoyar a los proveedores locales, reduce enormemente el transporte, y, en definitiva, tiene una huella ambiental mucho más reducida que los alimentos importados de la otra punta del mundo.

7. Reciclar. 

¿Hace falta decirlo? Tras reducir siempre suele quedar algún residuo, y es importante reciclarlo. Eso también implica los restos orgánicos, por supuesto. Muchos municipios todavía no cuentan con contenedor marrón de orgánica, así que no siempre es fácil, pero se puede optar por hacer compost casero con esos restos. Existen soluciones para hacer compost en espacios pequeños que son perfectamente compatibles con vivir en un piso, por ejemplo.

8. Ser responsable a nivel social. 

Este punto es aplicable a restaurantes, ya que trata de cuidar a los empleados, los proveedores, los clientes y la comunidad local con mimo. Buenas condiciones, comunicación transparente, trato justo… Son elementos clave de un restaurante sostenible. Además, fomentar y consumir productos de productores locales ayuda al desarrollo de huertos más pequeños, que a menudo resultan más ecológicos, y elaboran los alimentos con más variedad.

TIP EXTRA. Evita la carne y el pescado
Ya hablé hace un tiempo sobre los motivos ecologistas no comer carne o pescado, y es que a nivel medio ambiental resulta muy poco sostenible. Te recomiendo encarecidamente que leas el artículo del enlace anterior para saber más al respecto. Y es que una dieta de base vegetariana será mucho más sostenible que una omnívora. 

Comentarios

  1. No conocía esta fecha, pero está bien recordar todo esto. A mí me pone mala el tema de los plástico, todo envuelto una y otra vez, en plan "monodosis". Yo hace tiempo que llevo siempre conmigo dos bolsas de tela en el bolso para evitar el plástico, pero el problema es que la mayoría de los productos vienen envasadísimos. Por ejemplo, el otro día después de revisar minuciosamente el equiquetado para evitar aceite de palma, etc compré 10 magdalenas con aceite de oliva para mis hijos y dentro del paquete venían otra vez envasadas de dos en dos en plástico, un horror.
    Creo que deberían imponer normas en este sentido a los fabricantes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te comprendo, me ocurre lo mismo... Incluso con la fruta y la verdura ecológica, la mayoría de veces viene súper envuelta en plástico, que es totalmente incongruente. Ellos lo hacen porque se supone que así no se "contamina" si entra en contacto con productos no-ecológicos y además se diferencian de los productos estándar, pero sigue siendo una burrada.

      Eliminar
  2. 8 tios simoles que parece wue olvidamos

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy escandalizada con la cantidad de plástico que generamos cada día, estoy tratando de reducir residuos.
    Un montón de puntos interesantes, gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien, una gran iniciativa! Reciclar está genial, pero lo mejor es directamente reducir la cantidad de residuos generados, así que enhorabuena por tu gesto ;)

      Eliminar
  4. Gracias por tu post, puntos que tendré en cuenta desde ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti, Fátima, me alegro que te haya sido útil!

      Eliminar
  5. Yo soy otra de esas que ve todo envuelto en plásticos y me pone fatal. El otro día justo compré un jamón York que venía envuelto en un plástico y cuando lo abro veo que trae otro plástico más alrededor. Enferma me puse. Hay que concienciarse con esto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema del plástico es un desastre... Todo viene envuelto en plástico innecesario, y se genera una cantidad de residuos increíble. Pero si todxs vamos optando por comprar alimentos con envoltorios más sostenibles, poco a poco la industria alimentaria se verá obligada a cambiar esa práctica 💪

      Eliminar
  6. Buenos días!! No conocía la fecha, ni sabía que se celebrará. La verdad que todo lo que nos comentas me encanta, hay cosas que sabía por encima, pero en este post he visto que es mucho más. El último punto no tenía ni idea, me pasaré a leerlo detenidamente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu comentario! La verdad es que hasta que no me puse a investigar sobre el punto de el impacto medioambiental de la ramadería y la industria cárnica, tampoco conocía todo el alcance que tiene. De ahí mi decisión por optar por una dieta flexitariana, y dentro de un tiempo, vegetariana.

      Eliminar
  7. No tenía ni idea, me parece genial que se celebre y se intente concienciar. En casa estamos intentando hacer mejoras, eliminar plásticos, comprar productos de proximidad, etc. Pero aún nos queda mucho por hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por algo se empieza! Estas medidas que comentan ya son un gran paso, así que enhorabuena :D

      Eliminar
  8. No conocía esta fecha ni esta "tendencia" y sin embargo por los requisitos veo que lo pongo en practica, sin darme cuenta, todos los dias. Me ha parecido una iniciativa muy interesante y debería de extenderse esta práctica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas son de sentido común, si nos paramos a pensar, pero está bien tenerlo claro. ¡Felicidades por ser una cocinera sostenible! ;)

      Eliminar

Publicar un comentario