Alternativas ecológicas para el uso de las cafeteras de cápsulas

Ya lo sabéis: en general, cualquier producto de usar y tirar es nocivo para el medio ambiente. Y sobre todo si ese producto conlleva plástico, todavía peor. Uno de estos productos que a menudo no tenemos en cuenta son las cápsulas monodosis de café, que son muy comunes en las casas españolas. Pero tranquilxs, tener una cafetera de cápsulas no tiene por qué estar reñido con cuidar el medio ambiente.

Alternativas ecológicas para el uso de las cafeteras de cápsulas

Cuando se pusieron de moda las cafeteras de cápsulas, muchísima gente sucumbió y se compró una. Y me incluyo entre los que compramos la cafetera sin pensar en los residuos que genera, sobre cómo se reciclan, si es que se reciclan estas cápsulas. Y es que no es un producto inocuo. Actualmente, 7 de cada 10 hogares españoles utiliza una cafetera de cápsulas. En el mundo, cada minuto se usan 13.500 cápsulas de aluminio y plástico, que luego son desechadas. Eso son 19,4 MILLONES de cápsulas al día, que tardarán más de un siglo en descomponerse de forma natural. Una atrocidad, ¿verdad?

El problema de estas cápsulas es que no se pueden tirar al contenedor amarillo, de envases, porque en las plantas de reciclado “normales” no pueden separar el envase de su contenido, que es orgánico. Así que el 80% de estas cápsulas acaba en vertederos, o en el mar.

¿Qué pasa con el 20% restantes? Las grandes marcas de cápsulas llevan algunos años habilitando puntos de recogida específicos, para el reciclado de estas cápsulas. En la web de Dolce Gusto y en la de Nespresso podéis consultar dónde están los puntos de recogida más cercanos. Esto ya sería un gran paso, pero por desgracia estos puntos de recogida no son suficientes.

Alternativas ecológicas a las cápsulas monodosis de café de aluminio

Existen dos alternativas a las cápsulas tradicionales que resultan mucho más ecológicas. La primera se trata de cápsulas monodosis compostables. Están hechas de plástico y elementos biodegradables, que tardan unas 12 semanas en deshacerse. Así, se pueden tirar sin problema al contenedor marrón de compostaje. Existen varias marcas disponibles en el mercado, como Fudi&Co o Novell, incluso en versión descafeinada

Otra alternativa son las cápsulas reutilizables. Con este tipo de cápsulas además os ahorraréis dinero, ya que podéis comprar vuestro café molido habitual a un precio por kilo mucho más económico que el que va en las cápsulas desechables. 

Y las cápsulas reutilizables, con el mantenimiento adecuado, pueden durar cientos de usos. Podéis encontrar cápsulas para Nespresso aquí y cápsulas para Dolce Gusto aquí. Son las que nosotros utilizamos en casa, con café de toda la vida, y os aseguro que el resultado es bueno, con un café bien hecho, y las cápsulas son prácticas e higiénicas.

Así que si tenéis una cafetera de cápsulas, tenéis opciones para hacer un consumo responsable y ecológica de ella. Y si decidís prescindir de la máquina infernal para comprar una tradicional, que no genera más residuo que el poso del café, no os olvidéis de llevar la vieja a un punto limpio para que la reciclen ;)

Comentarios