Las legumbres: un gran aliado para la alimentación ecológica

Las lentejas, los garbanzos, las alubias y demás legumbres son uno de los alimentos más completos, sanos y ecológicos que podemos encontrar. Este alimento es muy común en la dieta mediterránea, pero parece ser que el cambio de estilo de vida ha hecho que su consumo se reduzca respecto las generaciones anteriores. Pero existen muchos motivos para que las legumbres sean una estrella de tu alimentación ecológica y la de toda la familia.

Las legumbres: un gran aliado para la alimentación ecológica

Ayuda a cuidar el medio ambiente

El cultivo de legumbres ayuda a fijar el nitrógeno atmosférico a la tierra y hacer solubles los iones de fosfato de calcio y de hierro. En otras palabras, hace que la tierra donde se cultiva sea mejor para las demás plantas. Además, también incrementa la materia orgánica de los suelos y mejora la salud de los mismos. Por eso el cultivo de legumbres está muy indicado para tierras “magras”, pero también como rotación en otros cultivos. Así se reduce la huella de carbono, así como la cantidad de fertilizantes sintéticos necesarios para seguir cultivando.

Por si fuera poco, este tipo de cultivo es de las que menos agua necesita, alrededor de 50 litros por kilo de alimento producido. Del garbanzo, por ejemplo, se dice que “solo necesita agua al nacer y al cocer”. Así pues, también servirá para reducir el consumo de agua, y es muy indicado para cultivar en zonas con pocas lluvias.

Saludables y nutritivas

La mayoría de la gente tiende a infravalorar el valor nutricional de las legumbres, pero la verdad es que se trata de un súper alimento en todos los sentidos. Con un 20-25% de su peso en proteínas, (el doble de que el trigo y el triple que el arroz), y un alto contenido en fibra, apenas tiene grasa, y nada de colesterol. Son también una fuente de minerales, como el hierro y el zinc, y vitaminas del grupo B. Y por si fuera poco, no tiene gluten y contiene compuestos bioactivos que según algunos estudios ayudan a prevenir el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes..

En resumen, todo eso hace que sea un producto ideal para celíacos, diabéticos, niños, mujeres embarazadas, deportistas, vegetarianos, veganos, personas con anemia, que quieren controlar su peso, que apuestan por la alimentación sostenible… ¡Vamos, que es un súper alimento ideal para todo el mundo!

Y la guinda del pastel: es un alimento sostenible con un precio más que asequible, apto para todos los bolsillos. Por ejemplo, un kilo de lentejas crudas cuesta entre 1,50 y 3 euros el paquete, dependiendo de la marca, y es suficiente para preparar 10-12 raciones de adulto. Es decir, entre 0,13 y 0,30 euros la ración. ¿No está mal, verdad?

Anímate a incluir las legumbres a tu dieta varias veces por semana: ¡Tu salud, tu bolsillo y el planeta te lo agradecerán!

Comentarios

  1. A mis hijos les cuesta mucho comer legumbres. He probado varias maneras y nada. Sabes de alguna receta que pueda hacer? Tu como se las prepara? Un saludo y muy buen blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Gracias por comentar :)

      ¿Has probado en crema? Puedes empezar poniendo por ejemplo mucha verdura (calabacín, cebolla, puerros, zanahoria...) y solamente un poco de lentejas, que no se noten mucho. Si les gusta, aumenta la proporción de lentejas respecto a las verduras cada vez que lo vuelvas a preparar, hasta que sea mayoritariamente crema de lentejas. Así poco a poco se irán acostumbrando al sabor. La crema de guisantes también suele funcionar bien, ya que como la de zanahoria tiene un punto dulce que resulta muy agradable.

      Otra opción que suele gustar es en forma de hamburguesa vegetal, que están buenísimas. Encontrarás mil recetas por internet, a mis peques les gusta particularmente las que llevan lentejas y zanahoria, como esta:
      http://www.hazteveg.com/receta/2227/hamburguesas-de-lenteja-y-zanahoria

      El hummus y los falafel también se hacen con garbanzos, pero como la presentación es diferente y no se "ve" el garbanzo, los peques suelen probarlos más fácilmente. Si no les dices que lleva garbanzo la mayoría ni lo notan...

      Espero que estas ideas te sean de ayuda. ¡Ya nos explicarás qué tal! :)

      Eliminar
    2. Lo de la crema lo intentaré pero lo veo complicado... Ahora, lo de la hamburguesa suena muy bien! Eso seguro que les encanta (y les resulte más familiar también)

      Eliminar

Publicar un comentario