Actividad para peques: Gusanito de tapones reciclados

Crear juguetes con materiales reciclados es una actividad muy lúdica para lxs peques. Y si además pueden aprender con estos juguetes, ¡mejor! Hoy os presentamos una manualidad fácil, rápida y didáctica: gusanitos de tapones de plástico reciclados.

Actividad para niños: Gusanito de tapones reciclados

Esta manualidad para niñxs consiste en crear un especie de gusano con tapones de plástico. A parte de ser un proceso divertido para los niños y niñas, el resultado es un juguete que emula muy bien el sistema de anillas de los gusanos y orugas. Así pues, sirve también para descubrir la fisonomía de estos insectos y conocer un poco mejor la naturaleza. Si quieres más información sobre estos animales, llamados anélidos, puedes consultar Wikipedia, y así prepararte para responder las preguntas de tus cachorros curiosos.


Instrucciones

Para realizar esta manualidad solamente necesitas:
  • Tapones de plástico del mismo tipo, mejor si tienen los bordes redondeados. Con 8 ó 10 será suficiente, aunque dependerá del tamaño de los tapones y de lo largo que quieras que sea el gusanito. Si quieres, puedes utilizar también otro tapón de otro tamaño o color para la cabeza. 
  • Un objeto punzante, por ejemplo un sacacorchos 
  • Un poco de lana. Alrededor de un metro es más que suficiente 
  • Un rotulador permanente
En primer lugar, utiliza el sacacorchos u objeto punzante para hacer un agujero en el centro de todos los tapones. No hace falta decir que lxs pequeñxs de la casa no pueden participar en este caso, por el riesgo de hacerse daño con el objeto punzante.


Después, tu peque puede dibujar una carita en el tapón de la cabeza con el permanente. Haz un nudo en un extremo del cordón, o que lo haga tu peque si sabe hacerlo, suficientemente grande para que no pase por el agujero de los tapones. Luego que tu peque pase el cordón de lana por los tapones, con el nudo por la parte de dentro, y dejando el tapón cabeza el último. 

Solamente faltará que hagas, o que tu peque haga, un nudo tras el último tapón. Para que las anillas tengan la movilidad que tendría una oruga o gusano, no aprietes demasiado los tapones. Mejor haz el nudo un poco separado, solamente para asegurarte de que la oruga no se desmonte. Cuando lo hicimos con A., decidimos dejar bastante cordón sobrante para hacer una especie de correa. Si no, siempre puedes cortar el sobrante justo después del nudo.

¡Y voilá! Ya está listo el gusanito reciclado. Espero que os guste esta manualidad. ¡Si lo probáis en casa, no dudes en enviarnos fotos para compartirlas en el blog y redes sociales!

Comentarios