Actividad para peques: decoración de Halloween con rollos de papel

Los rollos de papel son un recurso clásico de las manualidades con niñxs, y como base para actividades con material reciclado son ideales. Con un poco de imaginación se pueden hacer mil y una actividades diferentes, adaptándose a la edad y a los gustos de lxs peques. Hoy, os mostramos algunos ejemplos de decoraciones de Halloween creadas con rollos de papel y otros materiales reciclados.
Actividad para niños: decoración de Halloween con rollos de papel

Material

  • Rollos de papel higiénico 
  • Cartulina 
  • Papel higiénico 
  • Pintura al agua 
  • Pinceles 
  • Rotuladores 
  • Tijeras 
  • Pegamento o pistola de silicona 

En vez de comprar cartulina, puedes utilizar el cartón de una caja de galletas o cualquier otro envase de cartón que tenga el grueso adecuado.

Instrucciones

Antes que nada, hay que recalcar que se trata de ejemplos, pero que podéis dejar correr vuestra imaginación y la de vuestrxs peques, para hacer los diseños que más os gusten y os diviertan.

Dicho esto, con los dos peques de la familia Menta, A. y H. hicimos 5 modelos diferentes: una calabaza terrorífica, un monstruo tipo Frankenstein, una momia, un murciélago y un fantasma. En cada uno mezclamos técnicas según sus gustos, curiosidades y ganas de hacer, así que no dudéis en dejarlos experimentar.

Actividad para niños: decoración de Halloween con rollos de papel

Para la calabaza, pintamos el rollo entero de color naranja. Podéis hacerlo con pintura al agua, pero también con rotuladores si preferís. Luego podéis recortar tres triángulos en cartulina, dos para los ojos y uno más pequeño para la nariz, así como una boca. Pintadlo todo de negro, y cuando esté seco lo pegais. Otra opción es pintarlo con permanente negro directamente sobre el rollo.

Para el monstruo Frankenstein, dibujad primero con un lápiz un zig zag en la parte superior del rollo, que será la zona del pelo. Pintad de verde la parte inferior y de negro la parte superior. Luego podéis hacer como con la calabaza: recortar ojos y boca con cartulina, para pintarla y pegarla, o directamente pintar los detalles con permanente.

En el caso de la momia, preparad primero tiras finas de papel higiénico. Con un poco de pegamento, o cola blanca, pegad las tiras alrededor del rollo, para imitar las vendas de una momia. También podéis optar por hacerlo directamente con vendas de verdad. Luego, recortad en la cartulina un par de bracitos y los ojos, y pegadlos. Podéis pintarlos primero, o también recubrir los brazos de tiras de papel.

El murciélago puede aprovechar el color marrón de los rollos, o bien pintarlos de otro tono marrón, negro o azul oscuro. doblad la parte superior del rollo hacia dentro, dejando las dos puntas que imitan las orejas puntiagudas, y pintad los ojos y la boca. Para las alas, recortadla en cartulina. Os aconsejos hacer primero una, y luego utilizarla para hacer de plantilla de la otra para que sea iguales. ¡Eso sí, no os olvidéis de girar la primera ala hacia abajo para que la segunda ala quede invertida! Pintadla de negro, marrón o el color que más os guste, y pegadla al rollo.

El fantasma es quizás el más elaborado. Dibujad primero los ojos y la boca de vuestro fantasma. Pintado de blanco el cuerpo, y de negro los ojos y boca. Personalmente prefiero hacerlo con el rotulador para que quede más definido, ya que con el pincel a lxs peques les cuesta más no salirse al pintar. Mientras se seca la pintura, preparad tiras de papel higiénico, y cuando el rollo esté seco, poned un poco de cola en el interior del rollo, por la parte inferior. Pegad las tiras de papel para que cuelguen como flecos.

Actividad para niños: decoración de Halloween con rollos de papel

Estos fantasmas quedan mejor colgados, así que con algún objeto punzante, haced un par de agujeros pequeños en los lados, en la parte superior del rollo. Pasad un hilo o cordón para poder colgarlos. Los podéis colgar de forma individual, o bien si hacéis varios ponerlos todos en el mismo hilo para hacer una guirnalda fantasmagórica.

Como véis, son todos muy fáciles de hacer. Notaréis que como material solamente hemos propuesto utilizar cosas que encontramos habitualmente en casa (menos la pintura, aunque en cualquier casa con peques hay muchas probabilidades de que haya). La idea es hacerlo con materiales reciclados, como todas las actividades que proponemos, pero también se puede hacer con otro tipo de materiales comprados, como ojos saltones, goma eva, limpiapipas o escobillones, etc.

Comentarios