Cooperativas de consumo: Otra forma de consumo es posible

Existen en España muchas iniciativas muy interesantes relacionadas con el consumo responsable, y hoy os quiero presentar un tipo en particular: las cooperativas de consumo. Para ello, tengo el placer de contar con la colaboración de Mariángeles Gómez, de la web Ecomami, que nos da todos los detalles de este tipo de cooperativas.

Cooperativas de consumo: Otra forma de consumo es posible

Nadie dijo que fuera fácil. Cuando hablamos de consumo responsable, sostenible o ecológico hay algunos argumentos que siempre se usan para asegurarnos que llevar a cabo este tipo de consumo no es fácil. Muchos te dirán que “no tienen a su disponibilidad este tipo de productos”, o que no los compran porque “son muy caros”. Pues sí, no todos están a nuestro alcance y son más caros que los productos no ecológicos. Pero esto es cierto, si lo adquieres en las grandes superficies. 

Hay otra forma de consumir ecológico, más local, más sostenible, más solidaria, más justa y más económica. Hoy vengo a hablaros de las cooperativas de consumo ecológico. 

Cooperativismo de consumo

No son muchas en nuestro país pero cada vez proliferan más estos grupos de consumo legalmente constituidos. Las cooperativas de consumo son una fórmula jurídica empresarial constituida por una asociación de personas y que tiene por objeto el suministro de bienes o servicios para el uso o consumo de sus personas socias. Es por tanto, una entidad no lucrativa que proporciona ventajas económicas a sus asociados, buscando las mejores condiciones de calidad y precio de los productos o servicios que ofrece. 

Con una normativa específica en cada Comunidad Autónoma, podemos encontrar varios tipos de ellas dependiendo del bien o servicio para el que se creen. Las hay de productos de alimentación, de servicios culturales, de viviendas, de servicios sanitarios, de suministro eléctrico... En definitiva, son el resultado de una necesidad colectiva en determinado producto o servicio. Porque juntos conseguiremos con mayor facilidad aquello que necesitamos o deseamos. 

El cooperativismo de antes

Cooperativas de consumo: Otra forma de consumo es posible

Las cooperativas de consumo (también llamadas de consumidores y usuarios) nacieron para abastecer a la población, sirvieron como mecanismo necesario para definir los precios en el mercado, y dieron comienzo a una serie de luchas por los derechos de los consumidores, hasta entonces apartados de las maniobras del mercado. 

Hoy, el cooperativismo de consumidores sigue vivo en esas poblaciones, en las que un día vieron en la cooperación, la mejor forma de aunar esfuerzos y comenzar una batalla en la que hoy más que nunca los consumidores están envueltos. Las cooperativas han sido y siguen siendo piedra angular en el desarrollo local. 

El cooperativismo de consumo fue una de las primeras experiencias en cooperativismo, y por tanto, el germen de la filosofía y los valores de la economía social. Las cooperativas de consumidores han hecho que los ciudadanos y ciudadanas hayan visto en el movimiento cooperativo la mejor forma, ya no solo de consumo y creación de empleo, sino de vivir en armonía con su entorno. Y es que hablar de cooperativismo de consumo es hablar de desarrollo endógeno y sostenible. 

El cooperativismo hoy 

A pesar de las dificultades por las que atraviesan algunas cooperativas debido a los avatares y fuerte competencia del mercado, la supervivencia de muchas de ellas muestra la capacidad de adaptación, su resiliencia y como su presencia es imprescindible sobre todo en cuanto a economía local se refiere. 

Sin embargo, en los últimos años, el cooperativismo de consumo se ha abierto a nuevos nichos de 
mercado, adaptándose a los tiempos y aprovechando los nuevos yacimientos de empleo. Por ello, nos encontramos con la diversificación del cooperativismo de consumo en nuevas áreas que el  consumidor de hoy día va demandando, y con nuevas experiencias de cooperación en consumo. También es importante reseñar que si antes nos encontrábamos más casos a nivel local, en los últimos años, el cooperativismo se ha trasladado también a las grandes urbes, donde ciertos colectivos que apuestan por políticas más solidarias y prácticas más sociales y democráticas hacen uso de esta figura empresarial para sus emprendimientos. Además del cooperativismo, en este sentido también se ha incrementado, no sin cierta polémica, otro tipo de figuras colectivas como la economía colaborativa. Ejemplos de cooperativas de consumo que van apareciendo en este contexto son las que se dedican a la distribución de productos ecológicos, los servicios asistenciales, los servicios culturales y ocio, la gestión comunitaria, cooperativas integrales, las de impulso empresarial, etc. 

Cooperativas de consumo ecológico

Cooperativas de consumo: Otra forma de consumo es posible
El consumidor ecológico, responsable con el entorno y que apuesta por lo local y los productos de cercanía está creciendo. Ante este panorama las cooperativas de consumo se convierten en la mejor apuesta. Si tú, yo, éste y aquel queremos lo mismo; y nos unimos... lo conseguiremos con mayor facilidad y a mejor precio. Así de sencillo. Se trata de juntarnos, aunar necesidades y cooperar. 

No son muchas las cooperativas de consumo ecológico en nuestro país, pero aquí dejo algunos ejemplos, que son una muestra de que otra forma de consumir es posible:


Y es que las iniciativas en torno a la sostenibilidad y al consumo ecológico se dan más a menudo con fórmulas asociativas o sin ningún modelo legalmente establecido. Porque la cooperativa de consumo es la gran desconocida dentro del sector de la economía social y solidaria en el que se engloba. Quizás, según mi opinión, esto sea por la incapacidad que tenemos aún por emprender desde lo colectivo y mucho menos desde lo social y solidario.


Este artículo ha sido redactado por Mariángeles Gómez, es la creadora de Ecomami, y además socia fundadora de la cooperativa de consumo ecológico Consumo Gusto en Huelva. ECOMAMI es un espacio donde encontrarás información, formación y asesoramiento en todo lo relacionado con la maternidad, la crianza, alimentación saludable... Información, talleres,
charlas... para una maternidad y paternidad consciente e informada.

También podéis encontrarla en Facebook, Twitter o Instagram.

Comentarios